Aprenda cómo adaptar la rutina en la cuarentena con los niños.

Aprenda cómo adaptar la rutina en la cuarentena con los niños.

La estrategia de aislamiento social, como medida para combatir la pandemia de COVID-19, implicó una serie de cambios en la vida diaria. Uno de los principales desafíos es cómo adaptar la rutina a la cuarentena, para mantenerla saludable y productiva, tanto para los padres como para los niños. Para ayudar, hemos reunido algunas ideas para actividades para hacer en casa.

¿Cómo adaptar la rutina a la cuarentena? 

Primero, debe mantener, en la medida de lo posible, los tiempos para dormir, despertarse y comer. Quitarse el pijama también es esencial. Sin embargo, no hay exageración: el uso de uniformes escolares, por ejemplo, es innecesario. Una buena manera de conciliar las tareas domésticas y el trabajo remoto con los niños es involucrarlos en actividades familiares. Además, se debe reservar un tiempo diario para ayudarlos con sus estudios.

¿Qué hacer para disfrutar el tiempo juntos? 

La convivencia intensa puede convertirse en una experiencia única, fortaleciendo los lazos entre padres e hijos. Para esto, depende de cada familia elegir cómo quieren enfrentar este escenario. ¿Quiere saber cómo aprovechar al máximo el encierro? ¡Vea 5 formas de disfrutar el tiempo juntos, pero sin tener que dejar de lado sus obligaciones!

  1. Cocina

Los niños pequeños están muy felices de ayudar a preparar bocadillos y platos sencillos. También pueden participar en la ejecución de platos más elaborados, además de ayudar lavando la vajilla

  1. Cultivar un huerto o jardín

El manejo de la planta es una verdadera terapia. Incluso aquellos que viven en un departamento pueden tener algunas macetas (con flores, cactus, etc.) o un jardín vertical (lleno de hierbas e incluso vegetales). Lo importante es elegir especies que sobrevivan en interiores.

  1. Crear el tiempo de lectura

El hábito de la lectura debe fomentarse desde una edad temprana. Para esto, el ejemplo de los padres cuenta mucho. Puede reunirse para contar historias diariamente, en el caso de niños pequeños, o leer en silencio diferentes obras, de acuerdo con los intereses de cada uno.

  1. Ejercicio

Los padres acostumbrados a hacer ejercicio deben adaptar los ejercicios para realizarlos con sus hijos. Entrenamientos funcionales (usando solo peso corporal), clases de gimnasia (como zumba o estiramientos) o sesiones de meditación se pueden hacer en compañía de niños.

  1. Hacer sesiones de cine

Pídales a los niños que dibujen los boletos. Mientras tanto, haga palomitas de maíz y deje la luz baja, creando un clima como el de las salas de cine. La elección de la película se puede hacer por rotación: cada día, una persona diferente decide lo que todos verán.

Más noticias